La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Las nuevas bacterias “Pesadilla”: Cuando los antibióticos no bastan

Una nueva generación de bacterias capaces de resistir el ataque del antibiótico más poderoso fue descubierta en Estados Unidos recientemente, encendiendo las alertas en la comunidad científica internacional.  Advierten que un mundo con infecciones intratables podría retroceder la medicina a una era donde una  enfermedad común podría causar la muerte.

 

Una mujer de Pensilvania de 49 años de edad en riesgo vital por una infección urinaria en un centro médico militar. Ese es el primer caso confirmado en suelo estadounidense, por investigadores del Departamento de Defensa de ese país, de las nuevas bacterias bautizadas como “pesadilla”, pues resisten hasta el antibiótico más potente que existe: la colistina. Medicamento que altera la permeabilidad de la membrana celular bacteriana produciendo su muerte, usado como último recurso, cuando todo lo demás falla. 

El informe publicado en la revista Antimicrobial Agents and Chemotherapy, anuncia el comienzo de una “era post-antibiótico” donde la peligrosa bacteria con la mutación (el gen mcr-1, detectado en noviembre del 2015 en China) resistente a la colistina podría propagarse rápidamente, aumentando así el espectro de enfermedades infecciosas sin cura. La familia de bacterias llamadas Enterobacterias Resistentes a Carbapenemasas (ERC) incluye a la Escherichia coli, que causa un grave mal de transmisión alimentaria con cólicos y diarrea, que en algunos casos finaliza en muerte; la Klebsiella pneumoniae y la Pseudomonas aeruginosa, ambas provocan infecciones del tracto urinario, neumonías y sepsis.

“La ciencia avanza pero los microorganismos, sobre todo las bacterias siempre encuentran un modo de sortear las dificultades. En Chile la situación está bastante controlada. Por ello tenemos que cuidar los antibióticos y antimicrobianos que aún tenemos y no abusar para evitar resistencias”, dijo a Explora la doctora Soledad Prat, jefa del Laboratorio de Agentes de Infecciones Asociadas a la Atención en Salud del Instituto de Salud Pública (ISP).